Santa Cruz de La Palma

La Cruz de la barriada de los Pescadores se proclama ganadora de las fiestas de Cruces y Mayos

El segundo premio se lo lleva la Cruz de Los Molinos en un concurso complicado, como asegura la concejala Daura González

Santa Cruz de La Palma ya tiene cruz ganadora. Se trata de la Cruz de la barriada de Pescadores, en la calle Jameos, que obtiene el primer galardón en el concurso tradicional, organizado por la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma con motivo de la conmemoración del 528º aniversario de la fundación de esta Ciudad y de la incorporación de la isla de San Miguel de La Palma a la Corona de Castilla.

La concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, Daura González, felicita a los vecinos y vecinas y a las mayordomas y mayordomos, asegurando que los miembros del jurado han tenido una decisión complicada. Con ello, agradeció la colaboración de todas las personas implicadas, “que no han renunciado a continuar con esta noble tradición que nos transmitieron las generaciones del pasado y siguen rindiendo homenaje al símbolo de la Santa Cruz, patrona de la Ciudad”.

El primer premio de la categoría «tradicional» sale a favor de la Cruz de la barriada de Pescadores, en la calle Jameos, por su recreación del paisaje del almendro en flor típico de muchos enclaves de la isla de La Palma, así como por el logro en los resultados estéticos de los distintos elementos, por el uso flores naturales en el adorno principal de la cruz y por su combinación con flores de tela para los almendros.

El segundo premio de la categoría «tradicional» está dirigido a la Cruz de Los Molinos, en la calle Baltasar Martín, por su propuesta clásica que una vez más se ajusta a la incorporación de materiales textiles que sirven de respaldar, tradicionales de este crucero, y por la simbología de la elección cromática: verde de la esperanza, el anagrama de María por la sexagésimo novena edición de la Bajada de la Virgen y por la incorporación de la mascarilla estándar como evidencia de los tiempos convulsos que hemos vivido en los últimos meses.

Por otra parte, el primer premio de la categoría «libre» se lo lleva la Cruz Lustral de La Encarnación, en la plaza de La Encarnación, por la brillante representación del retablo y el trono festivo de plata de Nuestra Señora de las Nieves. Además, ha incluido una película que hace guiño a la Bajada de la Virgen, que recoge no sólo fragmentos de algunos de sus actos sino también la emoción de su recepción por el público.

En esta misma categoría, el segundo premio es para la Cruz de la Asociación de Vecinos Quisisana, en el barrio de San Telmo, por la simbología focalizada en el mar, presente en el color azul de los textiles y en el blanco de la espuma, como un signo de futura libertad y en clara alusión a la tradición marinera de la ciudad.

El tercer lugar es a favor de la Cruz de Los Lomos, en el barrio de Mirca, por el trabajo conjunto de los más jóvenes del barrio, que han elaborado los elementos decorativos individualmente sin que perdiese coherencia el conjunto final, y por la recreación de la Cruz del Roque de los Muchachos a través de rocas de origen volcánico, de la flora autóctona del tajinaste y de la fauna.

En la categoría destinada a los mayos, se lleva el primer puesto la Cruz de la Barriada de Pescadores, en las calles Jameos y Jandía, por su recreación de juegos tradicionales en cuya recopilación han realizado un trabajo de campo entre los vecinos mayores.

El segundo premio es a favor de los mayos de la plaza Periodista Juan Francisco Pérez, en la calle Morales y plaza Periodista Juan Francisco Pérez, por su agrupación de figuras dedicada a valorar la programación tradicional de las fiestas de la Santa Cruz y Mayo y por su representación conjunta del personal más implicado en la atención al público durante la pandemia.

El jurado ha sido constituido por Alba Pérez Rodríguez, licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y trabajadora del Gabinete de Prensa-Redes Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma; Christian Pérez Martín, alumno del último curso del Grado de Turismo de la Universidad de La Laguna, que ha realizado su Formación en Centro de Trabajo en la Concejalía de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento; Antonio Castro Hernández, técnico de la Concejalía de Fiestas del Consistorio: y actuando como secretario del jurado, Víctor J. Hernández Correa, trabajador de la Concejalía de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*