La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda asume el coste del arreglo de la LP-1 a su paso por el Barranco de Gallegos para garantizar la seguridad de la vía

El consejero Sebastián Franquis se reúne con los representantes del Cabildo de La Palma para coordinar las actuaciones previstas en las carreteras insulares y anuncia que el Gobierno se hará cargo de costear los tres millones de euros que cuesta asegurar esta vía que transcurre por el municipio de Barlovento

El consejero también aclaró que el Gobierno de Canarias ofrecerá toda la seguridad, tanto jurídica como económica a los afectados por las expropiaciones de las fincas incluidas en el trazado del proyecto de la carretera de Tijarafe-La Punta y ha asegurado que “serán las menos posibles”

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado hoy que el Gobierno de Canarias se hará cargo del coste de las obras de reparación y afianzamiento de taludes del tramo de la LP-1 que discurre por el barranco de Gallegos, en el municipio palmero de Barlovento. Una vía que se ha visto afectada en los últimos meses por continuos derrumbes que han obligado a cortes puntuales en la misma para garantizar la seguridad de los usuarios de la misma.

Franquis mantuvo hoy una reunión de trabajo con el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, y su consejero de Obras Públicas del Consistorio, Borja Perdomo a quienes transmitió el compromiso del Gobierno de firmar un convenio con la institución insular para asumir los cerca de tres millones de euros en los que están valorados los trabajos de reparación de esta carretera ya que tal cuantía excede de las competencias de mantenimiento que ostentan los cabildos sobre las carreteras de interés general del Archipiélago.

“Somos conscientes de que esa inversión se extralimita de la competencia que tiene el Cabildo, que es el mantenimiento de la vía, y por tanto, es una obra mayor, y nosotros no podemos estar ausentes y mirar para otro lado” afirmó Franquis.

En el encuentro de trabajo también participaron el vicepresidente José Adrián Hernández Montoya, la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, y el director general de Infraestructura Viaria del Ejecutivo Regional, José Luis Delgado, así como personal técnico de ambas administraciones.

Mariano Zapata destacó la importancia de la colaboración entre administraciones para continuar trabajando en la mejora la vida de las infraestructuras de La Palma y garantizar, en este caso, la seguridad de la vía de Gallegos. “La relación con el Gobierno de Canarias en este sentido continúa siendo positiva y es esencial que sigamos cooperando para realizar proyectos que beneficien a nuestra ciudadanía”, señaló.

Según recordó el pasado mes de diciembre se produjeron importantes desprendimientos en la carretera de Gallegos, lo que obligó al Cabildo a cerrar la vía y a actuar de emergencia en la zona para sanear la ladera y dotar de seguridad el tramo de la vía afectada. Una labora que, según explicó, “realizamos porque entendimos que era necesario tomar medidas lo antes posible para garantizar el bienestar de las vecinas y vecinos de la zona y de quienes transitan por ella”.

Sebastián Franquis se trasladó a la zona afectada para ver de primera mano los trabajos que se realizaron para reforzar la seguridad de la vía con la colocación de mallas y pantallas en la ladera.

 

Mejora de la carretera entre Tijarafe y La Punta

Por otro lado, el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda se ha referido a la reciente adjudicación de la obra de acondicionamiento de la LP-1 Los Llanos-Tijarafe. Tramo LP-118-Tijarafe-La Punta, y ha negado rotundamente las cifras de fincas afectadas que se han publicado en las últimas semanas. “Queremos ser absolutamente transparentes con este asunto, y ya hemos trasladado al Cabildo y al alcalde de Tijarafe que vamos a constituir una Comisión en dónde estén representadas todas las partes para ofrecerles toda la información acerca de esta obra”, ha señalado.

En este sentido, el consejero ha explicado que la Consejería, está realizando un estudio para analizar las fincas que se verán afectadas por el trazado del proyecto, y ha asegurado que “serán mas menos posible” a la vez que ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, recordando que el Gobierno de Canarias ofrecerá toda la seguridad, tanto jurídica como económica, en las expropiaciones que se realicen.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*