Santa Cruz de La Palma

La capital incluye en el presupuesto de 2020 una partida para las nuevas Casas Consistoriales

El gobierno municipal apuesta por una nueva sede y aprovechar el actual inmueble para crear un museo

El presupuesto 2020 del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma incluye una partida económica para la redacción del proyecto básico de las nuevas Casas Consistoriales, una apuesta decidida del gobierno municipal (PP-CC) por disponer de una edificación moderna en la que ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos.

Esta iniciativa tiene además una doble vertiente, ya que también pretende convertir la actual sede municipal en un museo de primer nivel en el corazón de la ciudad, teniendo en cuenta su indudable valor histórico tanto por su fachada como por los tesoros que acoge en su interior.

Juanjo Cabrera y Tony Acosta, alcalde y el primer teniente de alcalde, respectivamente, han expresado su convencimiento de que la capital “necesita contar con unas dependencias que sean referencia en modernidad, con espacios donde el personal pueda desarrollar su labor con comodidad y una mejor organización”, lo que sin duda “redundará directamente en la atención que reciben nuestros vecinos”.

Cabrera adelantó que para llevar a cabo este proyecto “hay dos alternativas sobre la mesa”. Una es “llegar a un acuerdo con Correos para la utilización, tras las obras que sean necesarias, de su sede en la plaza de la Constitución”, otra edificación de referencia para Santa Cruz de La Palma, mientras que la otra pasa por unas nuevas Casas Consistoriales “que se construirían frente al futuro intercambiador de guaguas” en la zona sur de la capital.

Acosta cree que son dos opciones “diferentes, pero ambas muy atrayentes”, por lo que “se analizarán con todo detalle, teniendo en cuenta la opinión técnica y las necesidades de espacio, además de aspectos arquitectónicos, antes de tomar una solución definitiva que esperamos que sea consensuada entre todos los grupos políticos con representación municipal”.

Ambos dirigentes tienen claro además que “contar con un museo junto a la plaza de España en un edificio con tanta personalidad es un lujo al alcance de muy pocas ciudades”. No olvidan que la fachada principal, de dos plantas, del actual Ayuntamiento constituye el mejor ejemplo de arquitectura renacentista civil de Canarias. Pero su interior ya es de por sí una joya. Reformado a mediados del siglo XX por el arquitecto Tomás Machado, cuenta con un mural en el hueco de la escalera debido al vallisoletano Mariano de Cossío.

En el vestíbulo y en la sala capitular, las carpinterías, inspiradas en los modelos mudéjares, decoran las techumbres y la escalera del Ayuntamiento. De su patrimonio mueble, merecen destacarse el Pendón real de la isla de La Palma, pieza de damasco y lino con bordados de hilo de seda y metálicos, salida de talleres andaluces de mediados del siglo XVI; un escaño de madera del país del siglo XVII, con tallados florales, cabezas de leones y bustos antropomorfos; la colección de lienzos del pintor realista Manuel González Méndez, y los retratos de los reyes Isabel II y Alfonso XIII. Su archivo municipal, depositado en las dependencias del Hospital de Dolores, contiene documentación que abarca un rico arco temporal desde el siglo XVI hasta la actualidad.

Cabrera y Acosta hacen hincapié en que “disponer de unas mejores Casas Consistoriales y, a la vez, ofrecer a vecinos y visitantes un museo con parte de la historia de nuestra ciudad, de nuestra propia idiosincrasia, merece un esfuerzo no solo del Ayuntamiento sino de todas las instituciones, de las que esperamos su apoyo al proyecto”.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*