Breña Baja

El CIT Tedote pide soluciones a los problemas que suponen las prácticas de tiro en "El Fuerte" para el turismo de Los Cancajos

Los disparados continuos con armas de fuego resultan no solo un ruido molesto, que llega con nitidez y contundencia hasta las instalaciones turísticas, sino también perturbador, al tratarse de disparos continuos de armas de fuego

El Centro de Iniciativas Turísticas Tedote, preocupado por las repercusiones negativas que para los establecimientos hoteleros y extra hoteleros del núcleo turístico de Los Cancajos, en el término municipal de Breña Baja, están teniendo las prácticas de tiro en las cercanas instalaciones militares de "El Fuerte", solicita a la Dirección General del Estado en La Palma su urgente mediación para la aplicación de medidas correctoras.

Las reiteradas quejas de los clientes, recogidas por gerentes y directores de establecimientos hoteleros en la zona turística de Los Cancajos, lleva a esta entidad de la patronal turística, con 223 empresas asociadas, a solicitar la adopción de medidas correctoras, tales como la búsqueda de otro emplazamiento para la realización de esta actividad, alejado de núcleos turísticos y residenciales, o la realización de la misma en una galería de tiro debidamente habilitada que evite estos molestos ruidos, que llegan con nitidez y contundencia hasta las instalaciones turísticas.

El presidente del Centro de Iniciativas Turísticas Tedote, Óscar León, explicó que “nos hacemos eco de las quejas de hoteleros y clientes, en una zona turística especialmente sensible en la que estas prácticas de tiro están condicionando la imagen de La Palma como destino. Esperamos la intervención de la Dirección Insular de la Administración General del Estado en La Palma, conocedora de esta delicada situación a raíz de la queja expresada por uno de los establecimientos afectados por esta situación”.

“Los disparos continuos con armas de fuego resultan no solo un ruido molesto, que llega con nitidez y contundencia hasta las instalaciones turísticas, sino también perturbador, al tratarse de disparos continuos de armas de fuego”. Así lo indica uno de los hoteleros de Los Cancajos en una misiva oficial remitida a la Dirección General del Estado en La Palma, en la que se detalla que “todo ello afecta de modo muy negativo al descanso de los clientes que se alojan en nuestro establecimiento turístico que, por sus características, esperan disfrutar de un lugar vacacional tranquilo, algo que resulta imposible ante la situación descrita”.

Desde el Centro de Iniciativas Turísticas Tedote se subraya el serio perjuicio que esta situación está produciendo sobre nuestras zonas turísticas ya que la experiencia del visitante se puede tornar en una promoción negativa de la propia isla como destino, dado que “algunas de las quejas se han distribuido a través de redes sociales, lo que repercute negativamente en negocios turísticos insulares basados en la oferta de un destino de descanso de calidad ambiental, incompatible con las emisiones sonoras procedentes de las instalaciones militares”.

La queja de este hotelero expone que “desde una perspectiva jurídica debemos invocar la aplicación del artículo 45 de la Constitución Española, que garantiza el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado, lo que ha sido entendido doctrinal y jurisprudencialmente, entre otras cosas, como derecho a disfrutar de un medio ambiente silencioso, en especial cuando se trata de actividades sensibles como hospitales, colegios, instalaciones turísticas de ocio y descanso y zonas residenciales”, lo que además se recoge en la directiva 2002/49/CE del Parlamento Europeo y del Consejo del 25 de junio, sobre Evaluación y Gestión del Ruido Ambiental.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*