Tijarafe

El PSOE de Tijarafe pide que no se oculte el retablo de La Candelaria

El Grupo Municipal Socialista de Tijarafe ha presentado una moción, para su debate y aprobación en pleno, con la finalidad de resolver la problemática que representa la “ocultación” que sufre el retablo mayor del templo de Nuestra Señora de La Candelaria en determinados momentos del año, al ser tapado con telas y otros enseres para los oficios religiosos que marca el calendario litúrgico.

Los socialistas han recordado que se trata de una joya de arte sacro y una pieza que marca un hito en la historia del arte en Canarias, como han puesto de manifiesto especialistas en la materia, por lo que demandan el estudio de un plan para que el Retablo Mayor tijarafero permanezca al descubierto el máximo tiempo posible, tanto por el interés artístico como devocional que encierra.

La portavoz del PSOE de Tijarafe, Jenny García Cáceres, ha mostrado su preocupación ante el hecho de que “el retablo de Antonio de Orbarán, un ejemplo destacado del barroco canario y una joya del arte sacro, que viene continuamente siendo admirado por estudiosos y curiosos, los visitantes lo encuentren oculto por telones”.

García Cáceres está convencida de que es posible encontrar una forma de articular el interés litúrgico y artístico.

“Diferentes y continuas publicaciones dirigidas a los viajeros y turistas recogen el valor artístico de este retablo, y cuando llegan al templo de Nuestra Señora de Candelaria está oculto. Una situación que debemos de corregir”, ha opinado la socialista.

La portavoz del PSOE tijarafero también propone, entre otros asuntos, “realizar un recordatorio - homenaje con el nombre de Antonio de Orbarán en un espacio público del municipio, preferentemente en el entorno del templo, donde debió convivir con nuestros ancestros, el artífice de este peculiar retablo barroco canario con que cuenta nuestra localidad, con el objetivo de divulgar su nombre y obra, especialmente entre los vecinos y vecinas, y los visitantes”.

La obra que realizó Orbarán en Tijarafe pertenece a un momento decisivo para el arte retablista de Canarias, en el segundo tercio del siglo XVII. De hecho, el profesor de Historia del Arte Alfonso Trujillo Rodríguez (1936-1979), en su obra El retablo barroco de Canarias (1979), sitúa precisamente el inicio de esta etapa en 1628, “momento en que aparece un nombre, Antonio de Orbarán, y un monumental retablo, el de la capilla Mayor de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Candelaria de Tijarafe”.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*