Los Llanos de Aridane

Los Llanos se vistió de gala para recibir a su patrona, la Virgen de Los Remedios

La venerada imagen recorrió en procesión las calles del casco urbano al atardecer. A su llegada a la Plaza de España se conmemoró el 75 aniversario de la Loa.

Los Llanos de Aridane se vistió de gala desde primeras horas de la mañana para conmemorar el Día Grande de su patrona, la Virgen de Los Remedios. Al atardecer, la venerada imagen recorrió en procesión las calles del casco urbano, en el que la esperaban numerosos fieles que la seguían a pie y recibían su llegada con emoción desde los balcones engalanados.

En su recorrido, además del párroco y arcipestre del distrito, José Fernando Lorenzo Matías, y otros miembros del clero, acompañaban a la Patrona las integrantes de la Hermandad de la Santísima Virgen, autoridades presididas por la alcaldesa, Noelia García Leal, y otros representantes públicos, la reina de la Patrona y su corte y la Banda Municipal de Música.

A su llegada a la Plaza de España, la Patrona fue recibida con la Loa a la Virgen de Los Remedios que, en esta ocasión, fue interpretada por la veterana Mariló Fernández y por la niña Carla Pérez Cáceres que a sus quince años se estrena en una de las noches más emblemáticas de las fiestas aridanenses. En el coro de la Loa, las voces de la Coral Elías Santos Abreu, dirigida por Mario San Gil Plata todo ello bajo los acordes de la Banda Municipal de Música de Los Llanos de Aridane dirigida por Gonzalo Jaubert.

Tras la interpretación inicial una voz en off recordaba a los asistentes aquel 2 de julio de 1943 en el que la Plaza de España de Los Llanos de Aridane, rodeada de sus laureles de indias hoy centenarios, recibía la llegada de la Virgen de Los Remedios.

En una vista atrás a la historia, los asistentes rememoraron el agudo sonar de clarines de aquel año que, por primera vez, anunciaron a la Virgen mientras dos ángeles comenzaron a cantar a dúo las glorias a María acompañadas por un coro pletórico que en su interpretación fusionaba las palabras, la música y los versos, la  armonía y la rima, la simbiosis del arte, la poesía y los cantares con los que nacía la Loa.

Un éxito clamoroso del poeta Pedro Hernández Hernández, responsable de la letra y Domingo González Ferrera a la música que, desde entonces hasta la actualidad y desde hace 75 años celebra la entrada en el templo matriz de la Virgen de Los Remedios, tras su paseo triunfal por Aridane.

“75 años en los que las nota de la Loa han resonado en el corazón del Valle de Aridane…cuántos nombres, cuántas vidas, cuánta historia, qué de lágrimas, de alegrías, de ilusiones… 75 años que serán 100 y la Loa seguirá cantándose cada 2 de julio en el Jardín de Aridane” culminaba.

Justo en ese momento, en el escenario comenzaron a hacer acto de presencia algunas de las mujeres que a lo largo de la historia han interpretado la Loa en el escenario de la Plaza de España de Los Llanos de Aridane, entre ellas Arsiria Ramos Sosa, la mujer que más veces la ha cantado y que, junto a sus compañeras, visiblemente emocionada y nerviosa, recibió un ramo de flores y el calor, el aplauso y el reconocimiento de su pueblo en un sencillo acto de homenaje organizado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane con motivo de esta efeméride.

Desde el escenario, con los brazos entrelazados, las dulces y armoniosas voces de las intérpretes entonaron la estrofa de la loa que dice así:

En lumbre de claveles,

de nardos y jazmines,

puso Dios pinceladas

con verdor de espesura;

y encendió de Aridane

en color los jardines,

para que contemplaran

aún mayor, tu hermosura.

Y porque el Valle siempre

en tí vio, Virgen Santa

la mirada de luz

de tu faz milagrosa,

hoy revive la mágica

primavera a tus plantas,

desgranando collares

de azucenas y rosas

 

Y con las campanas del Templo Matriz sonando, los tradicionales fuegos de artificio sembrando de colores el cielo y entre aplausos y vítores, la Virgen de Los Remedios se despidió de su pueblo en uno de los días más esperados y emotivos para los aridanenses.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*