Tazacorte

El juzgado desestima una demanda por “acoso laboral” a un funcionario ex concejal del PSOE en Tazacorte

La denuncia se produjo por un traslado temporal de función o puesto de trabajo

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo Nº3 de Santa Cruz de Tenerife ha desestimado el recurso interpuesto por un funcionario municipal, ex concejal del PSOE, contra el Ayuntamiento de Tazacorte, "rechazando de forma tajante el contenido de la denuncia en la que se exponía una falsa acusación de acoso laboral por una actuación administrativa", señalan desde el Ayuntamiento.

La denuncia se produjo por un traslado temporal de función o puesto de trabajo, en la misma categoría de auxiliar administrativo, desde las dependencias del Servicio de Administración general al Archivo Municipal.

Tras confirmar la inexistencia de acciones contrarias a la Ley, tanto en el expediente administrativo como en prueba practicada, el juez falló que “no existió actuación administrativa persistente en el tiempo de acoso laboral hasta el punto de que pueda lesionar la integridad moral del recurrente, que es el supuesto invocado por éste”.

El denunciante argumentó en su denuncia que había padecido: “… daño moral a consecuencia del sufrimiento psíquico de impotencia, zozobra, ansiedad, angustia, inquietud, pesadumbre, temor, presagio de incertidumbre, así como trastorno de ansiedad…” El juez rechaza tal argumentación por la que el demandante pedía un importe de 6.000 euros de indemnización, la cual fue rechazada porque “no resulta acreditado la acusación de daño alguno al mismo”.

La desestimación íntegra de la demanda presentada demuestra, a juicio del Gobierno del Ayuntamiento de Tazacorte, que en ningún momento Unión Bagañeta ha actuado contra los intereses personales de un trabajador municipal, menos aún por ser simpatizante o afiliado a un partido político, como pretendía hacer entender el demandante. Ni mucho menos, un acoso laboral cuyo inicio situó el denunciante en el año 2003, cuando el recurso contencioso-administrativo se presentó en agosto de 2017.

El Grupo de Gobierno de Tazacorte pide a su vez al Partido Socialista, una vez emitida una sentencia que niega la acusación, que rectifique en sus declaraciones públicas y juicios de valor emitidos contra los concejales de Unión Bagañeta usando la habitual vía de publicación unilateral, sin la versión del acusado, en un periódico que se presta a ello para afirmar o da por válida una situación de supuesto acoso laboral por motivos políticos al trabajador en cuestión, por el hecho de haber sido concejal del PSOE durante una parte de la pasada legislatura.

Así, UB pide al Grupo Socialista que deje la política de ataque constante a la labor de gestión del Gobierno de Tazacorte y defienda los intereses municipales por encima de los particulares en cuestiones en las que está en juego la imagen institucional de su pueblo.

Al igual que en ocasiones anteriores, una nueva demanda judicial aireada por el PSOE no encuentra apoyo en la justicia, aunque, por lo que demuestran esos ataques constantes, “lo que interesa a esta formación no es precisamente el aval jurídico sino el desprestigio que intenta provocar, con formas poco ortodoxas, contra aquellos que legítimamente obtuvieron el apoyo popular por la vía democrática de las urnas”.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*