Los Llanos de Aridane

El Centro de Interpretación de las Cavidades Volcánicas "Caños de Fuego" abre al público

Se trata de la segunda infraestructura asociada a la Red Insular de Centros de Interés Turístico de la Consejería de Turismo.

El Cabildo Insular de La Palma ha abierto hoy al público las puertas del Centro de Interpretación de las Cavidades Volcánicas Caños de Fuego, en Los Llanos de Aridane, la segunda infraestructura asociada a la Red Insular de Centros de Interés Turístico de la Consejería de Turismo.

Tras concluir el proceso de encomienda de la gestión de este centro a la empresa pública Tragsa, el Centro de Caños de Fuego abrirá sus puertas de martes a sábados de 10:00 a 18:00 horas y los domingos y lunes de 10:00 a 15:00 horas.

Ubicado en el barrio de Las Manchas, el Centro de Interpretación de las Cavidades Volcánicas Caños de Fuego es, en palabras del presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, “un espacio que constituye un formidable recurso turístico que divulga y realza los valores medioambientales y la riqueza de un ecosistema único como es el tubo volcánico, monumento natural que ya adaptamos para su visita, y las diferentes cavidades volcánicas de esta zona de la isla, configurando una parada obligatoria para quienes disfrutan del conocimiento de nuestra naturaleza”.

Tanto Anselmo Pestana, como la consejera de Turismo, Alicia Vanoostende, recuerdan que el Cabildo enmarca esta infraestructura en la Red de Centros de Interés Turístico que impulsa la institución insular a través del área de Turismo, inspirados en el modelo de Lanzarote, y cuyo tercer hito será la apertura del Centro de Visitantes del Roque de Los Muchachos, en la Villa de Garafía. “Estamos creando un itinerario turístico en torno a infraestructuras públicas muy potentes que divulgan y exhiben hitos y señas de identidad de La Palma, ya sea el rico legado prehispánico benahoarita, en el Parque Arqueológico de El Tendal, las singularidades de nuestro patrimonio natural, como en este caso de las cavidades volcánicas, o las singularidades de nuestros cielos únicos en el mundo para la observación de los astros, con el Centro del Roque de Los Muchachos”, señalan.

Protección del entorno

El Cabildo Insular de La Palma potenció la intervención en la Cueva de Las Palomas y la creación del Centro de Interpretación de las cavidades volcánicas Caños de Fuego, con el doble objetivo de controlar la afluencia de visitantes a esta zona protegida, así como divulgar y educar medioambientalmente a la sociedad sobre el valor, riqueza y fragilidad de este ecosistemas únicos.

El centro de interpretación es un inmueble perfectamente integrado y mimetizado con su entorno con una superficie de 582 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. La planta de acceso, que incluye área de recepción, zona expositiva, tienda y cafetería mirador. La planta inferior, condicionada por la cota de acceso a la Cueva del Vidrio para facilitar el acceso del público, cuenta con una zona expositiva, sala de proyecciones con capacidad para 70 personas, área administrativa, servicios y almacén.

El diseño del centro capta el interés desde el primer momento, ya que la solución plástica adoptada para incorporar los distintos elementos expositivos del centro establece una referencia visual a las formas caprichosas de las lavas, en ocasiones sinuosas, explosivas e incluso geométricas creando volúmenes que recuerdan conceptualmente a un tubo volcánico seccionado en cortes transversales.

La propuesta expositiva es claramente visual e ilustrativa y reduce al mínimo los soportes tradicionales. Se apuesta por las imágenes retroiluminadas, pantallas con proyecciones, interactivos y otros recursos como maquetas, elementos corpóreos o paisajes sonoros. Estos primeros días de apertura al público servirán para comprobar el adecuado funcionamiento de todos los detalles técnicos de la instalación y sus contenidos.

Los objetivos del centro se resumen en descubrimiento, participación y concienciación. La experiencia del recorrido, accesible y sin barreras arquitectónicas, invita constantemente a experimentar sensaciones, a estimular los sentidos, al aprendizaje, la reflexión y a la concienciación medioambiental, con el valor añadido de visitar una parte de la Cueva del Vidrio sin salir del propio inmueble.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*